(Pixabay).

    Procura que tu equipo no esté dividido

    El tip del 12 de julio del 2022

    (Este consejo fue adaptado de “Unifying Your Company’s Old Guard and New Arrivals”, de Ron Carucci).

    Si hubo una rotación de personal en tu equipo hace poco, es posible que ahora te encuentres al frente de dos bandos de empleados: la vieja guardia y los recién llegados. ¿Cómo puedes integrar a tus nuevos empleados para reducir este tipo de división?

    Empieza por enfocarte e invertir en la inducción desde el inicio, sobre todo si los nuevos empleados van a comenzar sus labores a distancia. Un proceso sólido debe abarcar al menos de seis a nueve meses para ayudar a las personas a sentirse realmente integradas.

    El plan de inducción debe enfocarse en ayudar a los recién llegados a entablar relaciones con colegas que llevan mucho tiempo en la compañía y otros que también son nuevos. Para unir a tu equipo, reduce la resistencia a las ideas nuevas.

    En lugar de interpretar las nuevas aportaciones como una crítica a la manera en que siempre se ha trabajado, considéralas una oportunidad para aprender y ampliar tus horizontes. Evita decir cosas como: “Ya intentamos hacer eso y no funcionó” o “No entiendes cómo trabajamos aquí”. En cambio, acoge las nuevas ideas y dales a los recién contratados la oportunidad de transformar el statu quo.

    Demuestra entusiasmo y apoyo a las nuevas propuestas de trabajo, sobre todo las ideas que puedan ayudar a tu empresa a obtener una ventaja competitiva. Si las sugerencias de los nuevos empleados no son apropiadas, bríndales retroalimentación para que sus ideas se adapten —e impulsen— al ambiente existente.

    (Este consejo fue adaptado de “Unifying Your Company’s Old Guard and New Arrivals”, de Ron Carucci).

    ¡TODO LO QUE NECESITAS SABER!

    Subscríbete a nuestro boletín para tener acceso a contenido exclusivo, incluyendo análisis, artículos e información de actualidad. Todo lo que un directivo necesita saber.

    Autor